El perro Fila Brasileiro es una raza originaria de Brasil de gran tamaño e imponente aspecto. Es considerado por su temperamento uno de los mejores perros guardián. Una de sus principales cualidades es su fidelidad con su dueño y su familia, tiene especial tolerancia con los niños. Esta fidelidad se convertido en un proverbio brasileño " fiel como un fila ".

La raza Fila brasileiro proviene de la cruza del antiguo buldog, mastín inglés y del Bloodhound. De estas tres razas adquiere las caracterìsticas de temperamento agresivo, fuerza corporal y vigor para morder y también una gran capacidad de olfato para rastrear.

El Fila es una raza tipicamente molosoide, de estructura ósea poderosa, conjunto rectangular y compacto, aunque armonioso y bien proporcionado. La altura de los machos es de 65 a 75 centímetros con un peso mínimo de 50 kg. y las hembras tienen una altura de 60 a 70 centìmetros con un peso mínimo de 40 kg. Las hembras deben presentar una femineidad notable que las distinga claramente de los machos.

El Fila Brasileiro es un perro de un temperamento fuerte, muestra un coraje y odio por los extraños, al mismo tiempo es sumiso y cariñoso con su dueño, a quien protege junto con su familia, su instinto natural es la lealtad y amor para el amo y su familia, especialmente amoroso con lo niños.

El temperamento del Fila Brasileiro es la característica que más lo define y lo diferencia del restos de las razas caninas. Como bien lo indica Jaime Perez en su artículo " El temperamento del Fila Brasileiro " publicado en El Mundo del Perro en mayo de 1997 " La vida del Fila transcurre en un continuo ir y venir entre el amor y el odio. Amor a todo aquello que asume como propio: su dueño, su familia, sus propiedades....Odio hacia todo lo demás. Cualquier ser vivo ajeno a su entorno es considerado como un agresor, propiciándole la respuesta que a su juicio merece tal invasión